¿Por qué es tan importante la carta de presentación?

Aunque el CV sigue siendo el documento que mejor nos representa como profesionales, la forma en que se envía dice mucho del candidato y es una magnífica oportunidad para presentarse con lo mejor de cada uno y llamar la atención. Nada mejor para ello que una carta de presentación. Si no se tiene experiencia laboral, va a ser incluso más importante que el CV. Así que ¡a aprovechar la oportunidad!

¿Qué es una carta de presentación?

Una carta de presentación para un trabajo sirve para mostrarse como persona y como profesional. En ella se plasma el deseo de trabajar en la empresa a la que se dirige, el conocimiento que se tiene de ella y del sector, y una presentación narrada de uno mismo, en la que se señalan los puntos fuertes, los sueños y las ambiciones, y para qué tipo de trabajo se es bueno. La carta de presentación es el complemento ideal al CV y ha de animar a leerlo.

Modelos de carta de presentación

La carta de presentación laboral varía en función del objetivo que se busca. Vamos a ver varios ejemplos de carta de presentación:

  • Para empezar a trabajar: cuando en el CV no hay experiencia laboral, la carta de presentación lo es todo. En ella se ha de plasmar el esfuerzo realizado en los estudios, las aspiraciones profesionales, las aptitudes personales y, si se tienen, las aficiones y/o el voluntariado realizado.
  • Para una oferta de empleo publicada: en este caso la empresa busca una persona y espera recibir currículums. La carta de presentación ha de demostrar que se ha indagado bien sobre la empresa y ha de reforzar los puntos fuertes del candidato que coinciden con lo que busca la compañía.
  • Para presentarse a una empresa en la que se desea trabajar: una vez se averigua la persona adecuada con la que contactar, enviar una carta de este tipo demuestra una actitud proactiva que puede ser interesante para una empresa. Se debe aprovechar la oportunidad para captar el interés con firmeza, sinceridad y creatividad. “Talento” es la palabra clave que toda empresa busca, hay que tratar de demostrarlo.
  • Para dirigirse a una empresa de selección: en este caso es interesante demostrar con comentarios de otros trabajos en lo que se es bueno y desarrollar con detenimiento las aspiraciones profesionales. Debería ir acompañado de una buena utilización de las etiquetas o palabras clave, que son con las que la consultora va a clasificar los currículums y las cartas de presentación.
  • Cuando se ha estado un tiempo sin trabajar: explicar los motivos que han llevado a ello y lo que se ha aprendido en este tiempo puede ser una excelente forma convertir en positivo un elemento que podría ser negativo.

Cómo hacer una carta de presentación

Sin duda, una carta de presentación se escribe con sinceridad y habilidad para destacar en cada momento lo que la empresa destinataria desea oír. Una tarea difícil que puede conseguirse con experiencia o asesoramiento.

Es imprescindible realizar una carta personalizada para cada empresa a la que se presenta. Hay que demostrar el conocimiento que de ella se tiene y adaptar lo que se desea comunicar a la oferta concreta. Debe estar bien trabajada y ser convincente, pero no demasiado larga, para no desanimar a su lectura.

Cómo escribir una carta de presentación

Antes de hacerla, hay que plantearse qué poner en ella y hacerse un esquema previo de cómo empezarla y de los temas que se van a tratar, de forma que invite a seguir leyéndola. Además de elegir lo que realmente aporta a la carta y desechar la información que no es tan relevante y que puede alargarla excesivamente.

Cómo redactar una carta de presentación

Hay que redactarla siguiendo el esquema previo, en un tono profesional (no amigable), pero que permita expresarse personalmente y mostrar la persona que hay detrás. Por supuesto, correctamente escrita, bien dividida en párrafos que se centren, cada uno, en uno de los puntos del esquema.

Se recomienda enviar la carta de presentación a algunos conocidos para que comuniquen sus impresiones (y revisen la corrección gramatical), y rehacerla tantas veces como haga falta. ¡Solo hay una oportunidad para cada carta!

 

¿Buscas una mejora profesional? En Claire Joster somos expertos en la selección de personal. ¡Consulta nuestras ofertas aquí!