El cambio de trabajo como oportunidad

Un cambio vital tan impactante como un cambio de trabajo es una gran oportunidad de crecimiento personal y profesional si se está bien preparado. Vale la pena familiarizarse con este proceso, que va a repetirse varias veces en la vida y que, bien enfocado, va a encaminarnos a nuestros propios éxitos.

¿Cuándo cambiar de trabajo?

Esta difícil pregunta solo pueda contestarla uno mismo, desde lo más profundo de sí. Requiere conectar con los sueños y ambiciones, y a la vez con la realidad, para conseguirlos. Con las propias habilidades y la capacidad de mejorarlas. Con la curiosidad y la inquietud personal. Y perder el miedo a este proceso que, probablemente, habrá que hacerlo varias veces a lo largo de la vida profesional.

Cómo saber cuándo cambiar de trabajo

Determinados síntomas van a indicar que es necesario un cambio de trabajo:

  • Lo que realizamos ya no nos motiva o nos resulta repetitivo.
  • Estamos aburridos, desilusionados o malhumorados.
  • Empezamos a envidiar los trabajos de los demás.
  • Hemos llegado a nuestro techo.
  • Las circunstancias nos han alejado de nuestros objetivos.

En otras ocasiones se dan cambios en la empresa que pueden empujar a marcharse, como una renovación de política o de directivos, las cosas no marchan como deberían, una reducción de horas, se enrarece el ambiente laboral…

Cuando se da vueltas a los motivos para cambiar de trabajo, hay que recordar que la satisfacción laboral no la da un gran sueldo, un puesto relevante o los éxitos conseguidos, sino que lo que se está haciendo tiene sentido para uno mismo.

Cómo dejar un trabajo por otro

Ante todo, hay que evitar caer en actitudes negativas o frases lapidarias tipo “quiero dejar mi trabajo pero no puedo”. El miedo a cambiar de empleo se evita dejando de pensar en lo que va a pasar y de imaginar escenarios temibles, y centrándose en lo que se desea hacer en la siguiente etapa laboral. Todos podemos cambiar de trabajo, pero hay que prepararse para ello.

El primer paso al planteamiento de cómo cambiarlo es el de profundizar en uno mismo, en lo que se desea en la vida, en lo que uno ha ido descubriendo que es bueno o con lo que ha disfrutado, en los límites que ha superado o desea superar, en lo que le despierta el interés. Incluso, en tratar de convertir una afición o pasión en una oportunidad laboral. Hay que valorar además la situación familiar y social para conocer las oportunidades reales de arriesgarse, de emprender, de planificar un cambio a través de contactos…

Es necesario plantearse también si se desea continuar con el desarrollo profesional iniciado o cambiar de rumbo, reciclarse. En ambos casos, probablemente, será imprescindible planificar un proceso formativo que permita el cambio.

Se debe dedicar el tiempo que sea necesario a un cambio de trabajo. Y a poder ser, sin abandonar el otro, hasta sentirse preparado. Un proceso tan importante como el de por qué quieres cambiar de trabajo exige reflexión y responsabilidad hacia uno mismo.

Hacia un nuevo empleo

Para enfocarse hacia un nuevo empleo hay que salir del círculo cerrado en que puede haberse convertido el “del trabajo a casa y de casa al trabajo” e investigar cómo está el mercado laboral. Averiguar qué puestos de trabajo son demandados, qué oportunidades hay de emprender, nuevos empleos… Si se va a cambiar de trabajo, vale la pena plantearse con ello un crecimiento personal o profesional.

Es un buen momento para hablar con personas muy diversas sobre su trabajo, acudir a conferencias y congresos, informarse o buscar orientación. Y conocer empresas con distintas formas de trabajar y objetivos. Aunque quizás lo que se acaba descubriendo que se desea hacer, puede hacerse en la misma empresa, y se genera allí mismo un nuevo empleo.

Lo interesante es planificar dos o tres vías de cambio, para no frustrarse ante una negativa y ampliar las posibilidades de éxito. En esta etapa, la confianza y la seguridad en uno mismo son claves. También, prepararse a fondo para ello: con un buen CV y carta de presentación, mejorando las entrevistas de trabajo… Constancia y contactos conseguirán con toda probabilidad el cambio deseado.

 

¿Estás buscando un cambio profesional? En Claire Joster somos expertos en la selección de personal. ¡Consulta nuestras ofertas aquí!